Lunes, 03 Julio 2017 08:08

Novedades RGPD: Derechos de los ciudadanos

Valora este artículo
(0 votos)

Una de las novedades más importantes del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) es que se refuerzan los derechos de los ciudadanos considerablemente.

El RGPD contiene los ya tradicionales derechos ARCO y también algunos nuevos derechos. El nuevo Reglamento se refiere ahora a los derechos de Transparencia (art. 12), Información (arts. 13 a 14), Acceso (art. 15), Rectificación (Art. 16), Supresión o derecho al olvido (art. 17), Limitación del tratamiento (art. 18),  Portabilidad de datos (art. 20) y Oposición (art. 21).

Estos nuevos derechos proporcionan un mayor control y una mayor capacidad de decisión a los ciudadanos sobre el tratamiento de sus datos personales por parte de terceros.

Además, el RGPD establece condiciones concretas sobre el procedimiento a seguir para atender a los interesados en el ejercicio de sus derechos.

Al igual que sucede actualmente con la LOPD, es obligación de los responsables facilitar a los interesados el ejercicio de sus derechos. Los procedimientos y las formas para ello deben ser visibles, accesibles y sencillos. Se requiere que se posibilite la presentación de solicitudes por medios electrónicos, especialmente cuando el tratamiento se realiza por estos medios.

El ejercicio de los derechos será gratuito para el interesado, con la excepción de que se formulen peticiones manifiestamente infundadas o excesivas, en cuyo caso se podrá cobrar un canon de compensación o negarse a actuar. La carga de la prueba de ese carácter excesivo o infundado recaerá siempre en el responsable.

El plazo establecido para responder a las solicitudes será de un mes, ampliable en caso de especial complejidad de la petición. El responsable deberá responder en todo caso, y si decide no atender la solicitud deberá informar al interesado en el plazo de un mes, motivando su negativa.

El responsable podrá contar con la colaboración de los encargados para atender al ejercicio de derechos de los interesados, pudiendo incluir esta colaboración en el contrato de encargo de tratamiento.

Todo esto supone un incremento en el esfuerzo que las empresas tienen que realizar para cumplir con la protección de datos, por lo que será necesario un mayor compromiso por su parte.